Honrá la vida dando vida…

Honrá la vida dando vida…

Cada   año   a  cientos  de  personas   se  les   diagnostican  enfermedades  hematológicas   como   leucemia,   anemia   aplástica,  linfoma,  mieloma,  errores metabólicos o déficit inmunológicos. Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de Células  Progenitoras  Hematopoyéticas  o CPH,  conocido  popularmente  como  trasplante  de  médula ósea.  Las  CPH se encuentran en la médula ósea humana que es un tejido esponjoso  ubicado en  la  parte  central  de  los huesos, donde se fabrican las células  sanguíneas   (glóbulos  rojos,  glóbulos  blancos  y  plaquetas).  No   debe  confundirse con  la  médula  espinal,  que es un cordón nervioso ubicado

dentro del  canal  raquídeo. Las  CPH  circulan  en  la  sangre  cuando  se  estimula  su  salida  de la médula ósea con un medicamento, siendo éstas  extraídas  a  partir  de  un  procedimiento  muy sencillo llamado Aféresis.  Estas  células  también  se encuentran en la sangre del cordón umbilical y de la placenta del bebé recién nacido. Para efectuar el trasplante de CPH,  en una primera  etapa,  al paciente  se  le  destruyen las células  enfermas mediante tratamientos que combinan quimioterapia y/o radioterapia. A continuación, se infunden al paciente las células extraídas del donante. Finalmente,  éstas   reemplazarán   a   las   células   madres   enfermas   y comenzarán   a   producir   células   sanguíneas   propias   en   un   plazo relativamente corto.

¿Quiénes pueden ser donantes de CPH? Toda persona  de  entre   18 y 55 años de edad, en buen estado de salud, con un peso  mínimo  de  50 kg. Y en condiciones de donar sangre.  El donante no debe poseer antecedentes de   enfermedades  cardíacas,  hepáticas  o  infectocontagiosas.  Tampoco pueden  donar  médula  ósea las  mujeres  embarazadas. En el caso de las enfermedades hepáticas, como la Hepatitis, sólo puede ser donante quien haya  tenido  hepatitis  A  pero  únicamente  si se  contrajo antes de los 10 años  (por  tanto,  si  es  así, puede  inscribirse  como  donante de CPH). Si  fue  después  de  esa  edad  y tiene la constancia de que fue hepatitis A,  es  conveniente  que  antes lo  consulte  con  el  Centro  de  Donantes para evaluar  la  situación. No  podrá  ser  donante ninguna  persona que haya contraído hepatitis B o C.

Para mayor información, te solicitamos recurras al Centro Hematológico más cercano a tu domicilio, o al INCUCAI, llamando al siguiente teléfono: 0800-555-4628. Sitio web http://www.incucai.gov.ar

“Mira y Anda” es un espacio de concientización referido a la leucemia, la importancia de su diagnóstico temprano y a la donación de médula ósea para su cura. Te invitamos a seguirnos por facebook: http://www.facebook.com/concienciamiranda.

¿Sabías que el cáncer infantil es considerada una enfermedad rara (de baja incidencia)?

¿Sabías que la leucemia es el cáncer más frecuente en niños?

¿Sabías que el diagnóstico temprano de esta enfermedad puede salvar vidas?

¿Sabías que con la donación de médula ósea puede curarse la leucemia?

¿Sabías que donar médula ósea es muy sencillo y te permite salvar una vida?

 … y dicen que por muy corto que sea el camino, quien pisa fuerte, deja huella…

  En memoria de Mirandita.

Por Marcelo Basaldúa

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

A %d Portadaueros les gusta esto: