La historia de Unanué: El puente que muy pocos conocen en Chascomús y en Magdalena

La historia de Unanué: El puente que muy pocos conocen en Chascomús y en Magdalena

Este puente es algo totalmente desconocido para los habitantes de Chascomús y escasamente conocido por los vecinos de Magdalena.

Se llama así por el apellido de los dueños de los campos donde está implantado, pero nosotros lo pronunciamos sin el acento: Unanue, como hacemos con la fábrica Nestlé que la pronunciamos Nestle. A lo mejor es una característica de “los torteros”.

Por lo que sabemos de los Unanué, se trata de una familia donde se destacó el ministro de economía de San Martín en el Perú que portaba el mismo apellido. También en Pila hay familias de apellido Unanué, como me informa un amigo de allá.

El puente en cuestión está sobre el río Samborombón (medio) que hace de límite entre Magdalena y Chascomús, el norte de nuestro partido. Se llega a él por el camino (Rp.59) a la estación José Ferrari, hoy abandonada, de ahí que algunos lo denominan puente de Ferrari. También por camino de tierra o de conchilla se llega desde la ruta 20 pasando por la estación de Vergara o por la ruta 36 pasando por la estación de Oliden.

La población más cercana al puente, hoy abandonada, fue la del pueblito La Matraca, que con escuela, boliche y frontón fue habitada por las familias: Lara, de la Canal, Sosa, Orbe, Moreno, Urriolabeitía, Ferreiro, Márquez y Agnone, según consta en el letrero ad hoc.

Hoy el campo más cercano al puente del lado de nuestro partido  pertenece al Haras El Bagual. Pasando el puente del lado de Chascomús para llegar a la ruta 2 se bordea el río que corre a la derecha-es unas vista hermosa- y hay que abrir al menos dos tranqueras porque el camino se transforma en una huella interior de uno o dos campos.

El puenteUnanué es de hierro todo abulonado de origen inglés, que fue instalado por vialidad nacional con el aporte de capitales privados de propietarios de la zona en 1903, según consta en uno de sus pilares.

Tuvo tres tramos de unos 40 metros cada uno hasta el año 2000 cuando un camión cargado con arena, para evitar pagar el peaje sobre la ruta 2 a esa altura, derrumbó el tramo que da sobre el margen de Magdalena.

La empresa Lfrconstrucciones de la familia Russo restauró el tramo caído pero no ya con hierro sino con cemento y pilares de concreto en 2002/3.

Para terminar es digno de destacar que como alguna vez la ruta provincial 59 que va a Ferrari estuvo asfaltada, hoy es una sucesión de pozos que la hacen casi intransitable, sobre todo para aquellos que cuidan su auto más que su alma.

por Alberto Buela

[email protected]

Presidente de la Asociación Argentina de Taba

Atalaya, capital provincial de la taba

(Foto portada extraida sitio web: lodelpampa.com.ar)

Foto 2: https://www.facebook.com/damlorraiz/posts/1084103131726936/

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

EL MUSICOLOGO: Hoy presentamos el último EP de Valdés, el dúo pop cordobés.

A %d Portadaueros les gusta esto: